Una bienvenida especial para el nuevo integrante de la familia.

La llegada de un bebé es un acontecimiento familiar único. Por ello es necesario reordenar la casa y disponer de todos los medios necesarios para la comodidad tanto del bebé como de quienes habitualmente lo rodean y atienden.


Este Post te va a guiar en darle una bienvenida única y especial a tu bebé. Te vamos a incluir una serie de pasos los cuales serán de mucha ayuda al momento de acondicionar la habitación del pequeño entre otros.


Lo más importante para el nuevo integrante de la familia, es la habitación, esta debe ser luminosa y, a ser posible, soleada. Ha de tener buena ventilación y estar alejada de las zonas de más tránsito. No debemos olvidar que los bebés son más sensibles que los adultos a las temperaturas elevadas, por lo que en la habitación no debe reinar una temperatura mayor a los 20°.


Además de la cuna, es conveniente instalar una mesa-vestidor, de gran utilidad para cambiar al niño. Sin olvidar que la cama ideal para el bebe de pocos meses debe medir entre 50 por 80 cm y 60 por 90 cm, y debe ir protegida por barrotes cuya separación no sea superior a 7 centímetros.


Otros consejos que te ayudarán son:

  • El colchón no debe ser demasiado blanco para que el niño no se hunda excesivamente en él, con lo cual se previene posibles deformaciones de la columna vertebral.
  • La almohada ha de ser pequeña, pues, de hundir en ella la cabeza, el niño podría ahogarse. Los bebés menores de un año es mejor que duerman sin almohada.
  • Utilizar cobertores ligeros, evitando los edredones los cuales dificultarían la respiración del niño si metiera la cabeza abajo.
  • También puedes incluir una muselina con tu olor y dejarla en la cuna del bebé, esto para que se sienta más tranquilo a la hora de dormir.

Un rincón en el dormitorio paterno

Muchos padres consideran que durante los primeros meses es mejor para el niño y más cómodo para ellos que la cuna se encuentre es su propio dormitorio; por ende debemos procurar que sobre la cuna no se abran ventanas que puedan dar lugar a corrientes de aire, así como evitar que se pueda acceder fácilmente a ella desde cualquier punto de la casa.


También debemos colocar al lado de la cuna un mueble o carrito de superficie amplia para ser usado de vestidor, en el cual se dispondrá lo necesario para cambiar y asear al niño.



La higiene

El baño es un elemento fundamental en la higiene cotidiana del recién nacido, de manera que será preciso disponer de todos los elementos y utensilios necesarios para llevar a cabo este ritual diario.

Es aconsejable usar una bañera de bebés, existen varios modelos: las hay plegables y con mesa-vestidor incorporada, mientras que otras son de plástico las cuales puedes colocar sobre una mesa o dentro de la bañera.

Hay que reservar también  un lugar especial para los útiles de aseo propios del niño: su champú, peine, jabón, y toalla.

No debemos olvidar que la piel del bebé es fina y muy sensible, por lo que debemos ser cautos con los productos de aseo. Por ello se debe adquirir un jabón neutro, no deben ser demasiados perfumados, ya que las esencias irritan y erosionan la piel.


La ropa del bebé.

La ropa debe adaptarse a las necesidades del bebé, con ella debe sentirse cómodo y protegido, sin que le apriete ni le quedé demasiado holgada, pues es fundamental que el pequeño pueda moverse con libertad.

Los niños crecen muy rápidamente, por lo que no es aconsejable comprarles demasiada ropa durante el primer año. Pero si tienes lo necesario al momento de cambiarlo, por ello aquí te dejamos unos consejos para estar preparando el momento de elegir qué prendas debe usar el bebé.

  •  Las prendas del bebé han de ser de algodón, ya que las sintéticas provocan irritaciones en la piel y alergias.
  •  Vestidos, Jerseys, Camisitas, etc deben ser fáciles de colocar y abrocharse preferiblemente por detrás.
  • Baberos: unos de tejido ligero, para la baba, y otros de tela absorbente para las comidas.
  • Calcetines.
  •  Camisas de tela suave y ligera, otras de lana, que sean manga larga y abiertas por detrás.
  • Bodys y monos enteros: Son una prenda de ropa de bebé recién nacido que no puede faltar. Deben tener abertura ancha en el cuello o con botones a los lados o frontal. Para que sea más fácil vestir al bebé. Debemos cargar a menudo más de una de estas prendas, ya que los niños suelen ensuciarse con facilidad.
  • Gorros: La temperatura de los bebés recién nacidos, no se regula fácilmente, y tienden a perder mucho de su calor corporal por la cabeza. Por ello es necesario que lleven gorro.
  • Pijamas: Esta ropa de bebé deben tapar desde el cuello hasta los pies. Por el tema de la regulación de temperatura, son imprescindibles en las primeras horas, aunque si estamos en verano pronto podremos ponerle algo más ligero al bebé para no sofocarlo.

Es muy importante lavar la ropa del niño aparte y durante los primeros meses es conveniente utilizar detergente suave.


Por último, dejamos a tu alcance estas APP que te servirán para cuidar a tu bebé.


Las APP para padres primerizos

Las aplicaciones móviles pueden facilitar la vida a los padres, sobre todo a los padres primerizos. Aquí, una lista de las mejores APP para cuidar a tu bebé.

Mi bebé Día a día: Esta aplicación te acompañará durante las 24 horas durante el primer año de vida del bebé. El programa cuenta con un calendario personalizado, consejos de alimentación y un consultorio de dudas. Está disponible en App Store.

Best Baby Monitor: Esta App sirve para encender la luz flash de un dispositivo e iluminar la cama del niño, reproducir una canción o hablarle al niño si se despierta. Se necesita conectar con un dispositivo iOs.

Baby Care: Realiza un seguimiento de la alimentación del bebé, su sueño, su crecimiento y mucho más; permite varios recordatorios a los padres para que recuerden el cuidado del bebé cuando están ocupados. También da la posibilidad de escribir un diario del bebé, añadir fotos del mismo, grabaciones, etcétera. 


LIC. Diego Blanco

@BlancoDiegoE